El índice de actividad académica, protagonista en las reuniones de Psicología y Medicina con Pimentel


Ernesto Pimentel, uno de los tres candidatos a rector, continúa con sus visitas a las facultades de la universidad malacitana para presentar sus ideas y recabar nuevos puntos de vista de parte del personal docente investigador y el personal de administración y servicios. Las reuniones, esta vez a la Facultad de Medicina y al personal de Psicología de la Facultad que comparten Psicología y Educación, han contado con amplia representación en cada centro, ya que es el jueves cuando el colectivo que forma la Universidad de Málaga tendrá que votar para elegir al nuevo rector.

En estas últimas visitas se han potenciado más algunas propuestas menos comentadas. En concreto la de ofertar formación a los docentes. Esta oferta de formación no es arbitraria. Consiste en una pieza clave para la preparación del profesorado en materia de coordinación de proyectos de investigación en el ámbito europeo y en la preparación de las clases de enseñanza bilingües. Pilares básicos, según Pimentel, para crecer internacionalmente como Universidad y tener la visibilidad necesaria para subir puestos en los rankings. Esta exigencia respecto a los rankings no es la prioridad del candidato, sino una consecuencia de potenciar los puntos débiles de la Universidad, como son la cobertura lingüística en otros idiomas o la capacidad investigadora y de postgrado de algunas competencias fuera de las ingenierías y ciencias.

Uno de los puntos claves del día ha sido la propuesta del indice de actividad académica. Tanto los integrantes de la Medicina como los de Psicología no están conformes con el estado actual de la medición de su contribución laboral. Esta queja se plasma en palabras de algunos asistentes a la reunión con Pimentel. Por ejemplo con el tiempo que se invierte en coordinar algunos máster especialmente multitudinarios, o gestionar las prácticas externas a países fuera de la Unión Europea. Tareas que requieren una inversión de tiempo importante y que no se reconocen a penas en la contaduría de créditos que lleva cada profesional. El principal motivo por el que Ernesto Pimentel quiere establecer este indice de actividad es para cuantificar de manera más justa y reglada toda la actividad del profesional, tanto docente, como investigadora, incluso en su aportación a la universidad.

Respecto a propuestas que afectan directamente a los estudiantes, también se ha comentado la necesidad de cambio del plan Bolonia. Ernesto Pimentel ha valorado la forma de gestionar Bolonia como una “constante evaluación” más que una “evaluación continua”. Ha habido consenso entre los asistente sobre que la UMA no dispone de los recursos necesarios para proveer la atención personalizada a los estudiantes de manera eficaz que se propone con el plan Bolonia. Por esto mismo, entre las propuestas, se pretende estudiar si es factible o no un calendario estudiantil con exámenes tan diferenciados, como son septiembre, las extraordinarias de diciembre y las dos principales. Sin duda, medidas que afectarán al curso tanto del alumnado como del profesorado.


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *