Crisis en la CARE: la representación estudiantil de Andalucía se divide


Difíciles tiempos se avecinan para la Coordinadora Andaluza de Representantes de Estudiantes (CARE) y, en concreto, para la nueva presidencia a cargo de Fabricio Guido. El epicentro del desacuerdo entre los Consejos de Estudiantes son la transparencia electoral y económica.

Lo que empezó siendo unas elecciones de unión, para elegir la presidencia de la Coordinadora Andaluza de Representantes de Estudiantes, ha terminado por sacar a relucir sus diferencias. El pasado día 10 de mayo se celebraron las elecciones a la presidencia de la CARE en la Universidad de Córdoba, fue su segundo intento, ya que las celebradas en el mes de febrero no consiguieron nombrar un presidente por empate entre ambas candidaturas.

En estos comicios estudiantiles, Fabricio Guido Saquilán, presidente del Consejo de Estudiantes de Almería, fue nombrado presidente de la CARE que sirve -como apuntan miembros de esta organización-, como puente de comunicación y traslado de reivindicaciones entre los estudiantes y las administraciones, caso de la Junta de Andalucía.

Tiempo complicado el que tiene por delante esta nueva presidencia para trabajar y “seguir siendo referentes en la representación de los estudiantes de Andalucía“, además de una firme defensa de la Universidad Pública y fomento de la participación entre los estudiantes, como nos cuenta Guido Saquilán en declaraciones a Aula Magna.

El nuevo presidente nos asegura que “tenemos doble trabajo”, y asimismo, “trabajar con urgencia en la comunicación”, ya que es una de las actuaciones que durante este tiempo se ha abandonado, como reconoce el propio Fabricio, que ha existido una “falta de comunicación” que “no ha reflejado la realización del trabajo hecho hasta ahora”. Por tanto, nos confiesa será uno de los puntos donde se pondrán a trabajar a la mayor brevedad posible.

Abandonos en la CARE.

Pero en estas elecciones sucedió algo más que la elección del nuevo presidente, y es que se terminara de germinar las desavenencias en cuanto a cómo se estaba realizando el trabajo en la CARE. En estos comicios tuvieron lugar una serie de circunstancias que logró el desacuerdo entre los consejos de estudiantes con la entrada, a última hora, de la representación de los estudiantes de la UNIA, que tuvo potestad de voto, y la desacreditación del de la Universidad de Cádiz para votar provocó la indignación de los consejos de estudiantes de las universidades de Granada, Sevilla, Jaén y Cádiz.

Al menos, estos son los motivos finales que, según nos cuentan desde la Delegación General de Estudiantes de la UGR, lleva a estos consejos a la pretensión de abandonar este organismo de representación regional. Granada ya lo ha hecho, como nos informa su secretario, Gorka Martín por la falta de transparencia electoral y económica, puesto que “la DGE no conoce los presupuestos desde hace años”; además, añade que se solicitó que todos los consejos los conocieran y “nunca tuvimos acceso a esa información.

Lo que sucedió con Cádiz y la UNIA fue, según nos cuenta el secretario de la DGE de la UGR, es que desacreditaron al representante de Cádiz por la impugnación de un miembro del consejo que lo hizo llegar a la CARE, aunque según Carlos Ráez, presidente del Consejo de Estudiantes de la Universidad de Jaén, disponían de una orden rectoral de Cádiz que confirmaba que el representante de la UCA disponía de legitimidad para votar, pero finalmente no pudo hacerlo.

Eso, más la inclusión de la UNIA a última hora y de forma “irregular” para que pueda votar en las elecciones y otras cuestionen “que vienen de atrás” como la falta de transparencia, ha hecho que los consejos mencionados opten por considerar la opción de abandonar la CARE, según nos aclara Gorka Martín.

Otra forma de representación.

Ya se están redactando los estatutos para conformar una Conferencia de Representantes de Estudiantes de Andalucía o lo que es lo mismo, volver a lo que era la CARE anteriormente. Esto es lo que proponen desde Granada, Jaén, Sevilla (US) y Cádiz. El cambio es estructural básicamente, se trataría como apunta el presidente del CEUJA de “un foro de amigos” bajo consenso, un lugar de encuentro entre los consejos de estudiantes que cada tres o seis meses renueve su portavocía, que irá trasladándose entre los consejos de estudiantes andaluces.

Por otra parte, Gorka nos plantea una cuestión y es, si finalmente CADUS, CEUJA y DAUC (Delegación de Alumnos de la Universidad de Cádiz), se unen a la DGE en el abandono de la CARE, “qué legitimidad tendrá la CARE” cuando este abandono supondría el de más del 70% de la representación estudiantil andaluza. Solo CADUS y DGE ya suponen en torno al 50% de la representación. Ráez nos adelanta que el CEUJA está pendiente de enviar una petición formal para abandonar la institución. Además, nos asegura que esta circunstancia “no se trata de una rabieta” y que remitirán esta decisión a la Junta de Andalucía para que les tenga en cuenta desde que estos consejos no se encuentren en la CARE.

Málaga, apuesta por la unión.

Desde el Consejo de Estudiantes de la Universidad de Málaga, su presidente Luis Centeno, nos confiesa que la CARE “ha sido un referente nacional” y, por eso, “abogamos por volver a esa unión” entre los consejos por los estudiantes andaluces. De hecho, nos cuenta que se han llegado a muchos acuerdos con la Junta de Andalucía por la intermediación de este organismo.

Centeno reconoce que es “muy difícil llevar una coordinadora de forma centralizada”, pero que descentralizar aun más esta representación andaluza es un “error absoluto”, porque “no es el momento de separarnos”, sino que “tendríamos que ir todos de la mano”.

De momento, el CEUMA “no ha sido invitado a esta Conferencia”, pero Málaga mantiene una “muy buena relación con todas las universidades andaluzas”, añade el presidente de este consejo en Málaga y recuerda que este “no es el momento de descentralizar más” la representación.

Ante esto, el nuevo presidente de la CARE, Fabricio Guido, nos asegura que “siempre hemos tendido la mano para llegar a acuerdos”, pero que si se producen otras actuaciones y esto sigue adelante trabajarán “para seguir siendo referentes y representar a todos los andaluces”. En cualquier caso, afrontan este reto con ilulsión y ganas para seguir defendiendo a los estudiantes universitarios andaluces ante las instituciones, nos cuenta.


Compartir
Comentarios
  • alberto#1

    13 junio, 2014

    falta de transparencia electoral y económica?? Si siendo representantes de estudiantes ya apuntan a tanto…

    Camarero un pincho de chorizo.

    Responder
    • Montoro#2

      13 junio, 2014

      Que sean dos de chorizo y el Centeno ese que se jubile

      Responder
      • Ibrahim#3

        13 junio, 2014

        Vamos a aclarar un par de puntos:

        – La queja de ‘falta de transparencia’ en la gestión económica la presentó el consejo de Jaén, cuando precisamente el tesorero de la CARE era un compañero de dicho consejo que, por motivos de trabajo, no tenía tiempo para acudir presencialmente a las reuniones a desglosar lo que se gastaba en cada evento (como el Encuentro Andaluz de Sectoriales), pese a lo cual mandaba los datos todas las reuniones salvo la última, no por mala fe o por tener algo que ocultar, sino por mera falta de tiempo. Se puede argumentar que debería haberlo dejado si no tenía tiempo (soy de esa postura), pero no dudar de sus intenciones, entre otras cosas porque el dinero que invierte la care en reuniones es controlado de cerca por las universidades. Para que sirva de referencia, en la última reunión nos alojamos en la zona más barata de sevilla, la residencia universitaria de la Pablo de Olavide, ubicada en las 3000 viviendas, y con 50€ desayunamos 3 días y cenamos 2, almorzando a precio de menú (con la excepción del consejo de córdoba, que comió por su cuenta y, por tanto, no sé lo que gastó), así que de chorizos más bien poco.
        Dado que se ha renovado la junta directiva, tesorero incluido, ese problema debe estar resuelto.

        – ¿Exactamente con qué argumento se descalifica a mi compañero Luis por buscar una postura de consenso? Precisamente se ha demostrado en todos los ámbitos que la única forma de conseguir objetivos y mejores condiciones para los estudiantes es uniendo fuerzas, y los problemas se resuelven hablando. Se puede criticar que no haya habido voluntad por algunas partes en sentarse a hablar las cosas. Yo lo critico. Lo que no se puede criticar es que el mantener una postura que busca la unidad, cuando está visto que es lo que más beneficia a los estudiantes.

        Por supuesto que podemos tener nuestras diferencias a la hora de pensar la forma de funcionar, pero eso no debe impedir que confluyamos en casi todo el fondo de las cuestiones. Personalmente creo que echaremos en suficiente sentido común para sentarnos a hablar y llevar juntos las cosas, sencillamente porque el interés es el mismo.

        Hubiese sido un ejercicio de periodismo digno contrastar los puntos mencionados en el artículo con todas las partes en vez de quedarse con el titular sensacionalista y escribir un artículo tan sesgado, pero se ve que era demasiado pedir, vista la línea editorial seguida hasta el momento…

        Precisamente los únicos beneficiados con la actual situación son quienes pretenden detener el que hasta ahora ha sido uno de los principales motores de contestación ante las dañinas políticas educativas del actual gobierno (y del anterior, dicho sea de paso), y sobre ellos no se dice ni una palabra.

        La mayoría de los que estamos en representación estudiantil lo hacemos por vocación de ayudar, nos supone un perjuicio académico y una inversión considerable de tiempo (y dinero de nuestro bolsillo en muchas ocasiones para proyectos pequeños).
        A pesar de ello nos quedamos porque nos gusta ayudar a nuestros compañeros, y porque pensamos que las cosas se pueden y se deben cambiar, y si no lo intentamos nosotros, nadie nos lo va a dar hecho, que los cambios no se producen porque sí; hay que trabajar activamente por ellos.

        Responder
  • Justo#4

    16 junio, 2014

    Vuestro trabajo se refleja en la gran partcipación estudiantil que es pesima en el conjunto de Andalucía, los estudiantes pasan de vosotros porque no os creen al igual que los politicos, por que al final sois iguales que ellos

    Responder

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *