La Cónsula y La Fonda salen de nuevo a la calle a la espera de los informes de las auditorías


Este lunes se cumple el enésimo plazo dado por la Junta de Andalucía a las escuelas de hostelería de La Cónsula, en Málaga capital, y La Fonda, en Benalmádena, para que sean integradas en el Servicio Andaluz de Empleo (SAE). A la espera de recibir los informes favorables de las auditorías, trabajadores y alumnos de ambas escuelas, así como del CIOMijas (cuya situación es aún más complicada y donde la plantilla tiene 18 nóminas salarios pendientes), y representantes de todos los partidos políticos con presencia en el Parlamento andaluz, volverán a manifestarse esta tarde por el centro de la capital.

La marcha partirá a las 19.30 horas desde la plaza de La Merced, para recorrer calle Alcazabilla, La Marina, Larios y finalizar en la plaza de la Constitución, donde los asistentes leerán un manifiesto en el que de nuevo se reclamará la reanudación de la actividad formativa y el pago de los salarios atrasados.

Después de que se retrasara el plazo que las empresas encargadas de las auditorías de las cuentas de ambos centros, el pasado viernes 29 de enero, se lanzó un nuevo compromiso para enviar toda la documentación este lunes a primera hora. Si bien, según han apuntado desde las escuelas, todavía no se han recibido. Es más los auditores han solicitado a la Junta de Andalucía hoy mismo una nueva ampliación de plazo para el próximo 4 de febrero, aludiendo al “importante volumen de documentación”.

De hecho, esta misma mañana, los auditores se han vuelto a pasar por ambos centros para recabar alguna información y “matizar” datos. Contar con estos informes es un paso imprescindible para que La Cónsula y La Fonda puedan ceder sus activos y pasivos al SAE, y que dicho organismo se haga cargo de las escuelas y de sus trabajadores. En teoría, la Consejería de Empleo lo tiene todo preparado para que, en cuanto se solucionen las auditorías y se publique en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA), se produzca “de forma inmediata” el alta de los empleados como plantilla del SAE, de modo que este organismo se haga cargo de las escuelas y del pago de los sueldos de los trabajadores, que podrían comenzar a cobrar, en primer lugar, el salario correspondiente a febrero.

También se espera que sea “inmediata” la reanudación de la actividad formativa en ambas escuelas, así como la apertura de los restaurantes. “Hemos pasado ya por muchos plazos, y nunca se acaban cumpliendo, como parece que no hacen las cosas cuando dicen sino cuando se tienen que hacer, pues que vayan a su ritmo”, señala la representante de los trabajadores de La Fonda, Carmen Sánchez, que afirma que cuando se lleve a cabo, estar en el SAE “será un paso que nos tomaremos de forma muy agradable”, pero matiza que “no será la solución a todo el problema”.

Así, Sánchez celebra que “empezar cobrando en febrero está muy bien”, pero recuerda que son nueve las nóminas que se les deben. “Eso nos han dicho que no será de forma inmediata”, aclara. En el mismo sentido, la representante de trabajadores de La Cónsula, María Luisa Vargas, subraya que ahora “lo primordial” es conseguir el alta en el Servicio Andaluz de Empleo, y que “después pelearemos por lo atrasado”. Así, explica que cobrar lo pendiente “será otro cantar, cuando se verifique la deuda”. “Según dicen, se intentará que no se demore mucho, pero la verdad, no sabemos”, concluye Vargas.


Compartir

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *