La película japonesa ‘Tag’ se hace con el premio al mejor largometraje en Fancine


La película japonesa ‘Tag’, del director Shion Sono, se ha alzado con el Premio Universidad de Málaga al mejor largometraje en la 25 edición del Festival de Cine Fancine, por “la originalidad del guión, por su capacidad de plasmar en imagen real un manga y por convertirse en un divertimento que utiliza el gore sin generar rechazo en el espectador”. La cinta también se ha hecho con el galardón a los mejores efectos especiales.


En la presente edición se ha roto la tendencia de los últimos años y el fallo del jurado oficial ha sido distinto al de la votación popular que ha respaldado mayoritariamente a ‘Turbo Kid’. Tampoco han coincidido los galardones por votación popular a los cortos con el dictamen del jurado joven, formado por alumnos de distintas universidades andaluzas. La lectura del fallo del jurado ha tenido el jueves en la ceremonia de clausura clebrada en el Cine Albéniz, una ceremonía que ha finalizado con la proyección de la película francesa ‘Microbe and gasoline’, una road movie de adolescentes en clave de comedia que ha cosechado muy buenas críticas en los festivales en los que se ha estrenado.

El premio Universidad de Málaga a la mejor película está dotado con 9.000 euros. El jurado oficial estuvo  presidido por Juan Antonio García Galindo, decano de la Facultad de Ciencias de la Comunicación, e integrado por los vocales Enrique Garcelán, Eun Kyun Kang, Miguel Ángel Medina Torres, Celia Cruz y Francisco Sánchez, que actuó como secretario de todos los jurados. El fallo, además del máximo galardón a la japonesa ‘Tag’, recoge otros seis premios y una mención especial que tienen carácter honorífico.  

El premio al mejor director ha recaído en Hou Hsiao-Hsien, por su película ‘The Assassin’, coproducción de Taiwán, China, Hong Kong y Francia. El premio a la mejor actriz ha sido para Ah-Sung Ko, por su interpretación enOffice’ de Corea del Sur; película que también ha sido distinguida con la Mención Especial del jurado “por crear un ambiente de terror con un trasfondo socio-laboral de alcance universal”.

Kevin Bacon ha recibido el premio al mejor actor por su interpretación en la película estadounidense ‘Cop car’. El premio al mejor guión ha sido para Françoise Simard, Anouk Whissell yYoann-Karl Whissell, por su trabajo en la película ‘Turbo Kid’.

Los premios a las dos últimas categorías (Fotografía y Efectos especiales) han correspondido a dos películas ya premiadas en otros apartados.   El primero ha sido para Lee Ping Bin, por la película ‘The Assassin’; mientras que los efectos especiales galardonados son los de la película ganadora del certamen, la japonesa ‘Tag’.

Jurado Joven

El jurado joven, encargado de otorgar los Premios Universidades Públicas de Andalucía (Proyecto Atalaya), dotados con 3.000 euros y dirigidos a los cortos de imagen real y de animación, ha seleccionado, en la primera categoría, a la película francesa The new music, de los directores François Goetghbeur y Nicolas Lebrun, y, en la segunda, a la coproducción greco/estadounidense Dinner for few, del director Nassos Vakalis.

El jurado ha estado formado por Daniel Jaén, Francisco Javier Alacio, Jenifer Isabel Bautista, Victoria Aranda, Patricia González y Alicia de Cosa, todos ellos alumnos de las Universidades Públicas de Andalucía (que continúan apoyando a Fancine dotando los premios a los cortos y proyectándolos en sus respectivos campus dentro del proyecto Atalaya).

El jurado joven es también el encargado de otorgar el premio Méliès de plata, galardón que lleva aparejada la selección para competir por el premio Méliès de oro al mejor cortometraje europeo fantástico. La película elegida para representar a Fancine en el festival europeo ha sido ‘2037’, del realizador español Enric Pardo.

Premios del público

Igualmente, tras el recuento de los votos de los espectadores en todos los pases de la sección a concurso, el veredicto del público no ha coincidido con el del Jurado Oficial y ha respaldado mayoritariamente la película ‘Turbo Kid’, dirigida por Françoise Simard,Anouk y Yoann-Karl Whissell con producción de Canadá y Nueva Zelanda, como el mejor largometraje de Fancine 2015.

En la categoría de cortometrajes tampoco ha habido  coincidencia con la decisión del jurado joven. Para el público los mejores cortometrajes de esta edición han sido la cubana ‘Incuba’ de Libia Pérez, en la categoría de imagen real y la alemana ‘Dissonance’, de Till Novak, en la categoría de animación.

Finalmente, una vez cerrada la votación en Internet para los cortometrajes que competían en la modalidad on line, los 1.000 euros que corresponden al mejor cortometraje en esta sección que patrocina el Vicerrectorado de Extensión Universitaria, han correspondido a la película estadounidense ‘Savant: Kali 47’, dirigida por Michel Dahlquist.


Compartir

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *