La UCO estudia el impacto del confinamiento y la virtualización de las clases en la infancia

La UCO estudia el impacto del confinamiento y la virtualización de las clases en la infancia


Los menores han sido uno de los sectores que más han sufrido la crisis y el confinamiento por el COVID-19. Desde la suspensión de las clases presenciales, hasta finales de abril, los más pequeños han estado confinados. Sin poder salir ni formarse junto a sus compañeros, las consecuencias están todavía por analizar.

Para estudiar cómo ha podido influir todo esto en los más jóvenes, el equipo de investigación andaluz SEJ-614 INCIDE, del Departamento de Educación de la Universidad de Córdoba, ha puesto en marcha un nuevo estudio con el que se pretende analizar el impacto educativo que ha tenido para la infancia el confinamiento en casa y la suspensión de la docencia presencial ante la situación de emergencia provocada por el COVID-19.

Para realizar este estudio, el equipo, que dirige la catedrática Rosario Mérida, ha pedido la colaboración ciudadana para completar un breve cuestionario sobre el desarrollo de las actividades infantiles desde el pasado mes de marzo y la organización de la vida familiar en las semanas del confinamiento. Con este estudio se pretende extraer conclusiones útiles para el bienestar de la infancia en función de sus realidades familiares.

Para participar en el estudio las personas interesadas, que tengan al menos un menor a su cargo, puede hacerlo a través de este cuestionario.

El Grupo de investigación SEJ-614 INCIDE -Infancia, Ciudadanía, Democracia y Educación- está integrado por un grupo de doctores y doctoras, de carácter multidisciplinar, por estudiantes de doctorado y máster, y maestras de Educación Infantil, que pretenden utilizar la investigación, innovación y transferencia para mejorar la vida de la  infancia. Se interesan por explorar el impacto social que la investigación educativa genera en el aprendizaje y las condiciones de vida de los niños y niñas y apuestan por una concepción de la infancia autónoma y fuerte en capacidades.

Este estudio cuenta con la participación del conjunto de universidades públicas andaluzas.


Compartir