La Universidad de Cádiz recibe un ataque informático del tipo ransomware

La Universidad de Cádiz recibe un ataque informático del tipo ransomware


La comunidad académica de la Universidad de Cádiz ha sido víctima de un ciberataque a través de los correos corporativos. Cientos miembros de la UCA han recibido un mail bajo el pseudónimo de ‘alumnos indignados’ el cual adjuntaba un pdf que en realidad era un virus.

Se trata en concreto de un malware del tipo ransomware, es decir un virus secuestrador parecido al famoso WannaCry. Al abrir los archivos adjuntos, enmascarados como un pdf, las víctimas perdían el control de su ordenador, así como de las unidades de red compartidas. Tal y como ha informado la UCA, el ataque se ha producido desde el servidor Topmail, siendo la dinámica común  en este tipo de casos que los atacantes pidan un rescate con criptomonedas para desencriptar los archivos secuestrados. Los hechos ya se han puesto en conocimiento de la policía. 

De momento se desconoce la identidad de los hackers, aunque la Universidad ha destacado que en absoluto estos representan a los alumnos y alumnas gaditanos. En este sentido la UCA ha subrayado el importante trabajo que los los más de 22.000 estudiantes están haciendo, junto al profesorado. Asimismo ha destacado cómo la institución mantiene abiertos todos los procedimientos legítimos para trasladar quejas y reclamaciones.

La UCA ha puesto a disposición de las víctimas del ciberataque el asesoramiento y apoyo de sus servicios informáticos en todo lo que necesiten y ha trasladado, igualmente, toda la información relacionada con estos hechos a los centros que han sido objeto de los mismos. Junto a este apoyo, el rector de la Universidad de Cádiz, Francisco Piniella, ha  querido reiterar “un mensaje de ánimo, fuerza y agradecimiento” al conjunto de la comunidad universitaria y ha subrayado que “ningún sistema ni organización son perfectos, pero sería imperdonable e injusto que los fallos oculten el enorme esfuerzo, el trabajo y la voluntad que nuestra comunidad universitaria ha demostrado en un momento de crisis como éste”.

Una universidad abierta a las críticas

Junto al comunicado del ataque, la Universidad de Cádiz ha trasladado su compromiso para atender las demandas y solicitudes de la comunidad académica. De este modo, la UCA ha señalado cómo la institución es “un espacio libre, de reflexión, donde todas las opiniones son respetadas hasta el punto que las normas se respetan. De otra parte, tampoco podemos admitir la noticia aparecida en un medio de comunicación que, de forma velada,  insinuaba que desde la UCA se había presionado para eliminar una noticia sobre las protestas, por lo que, al no ser cierto, en defensa del buen nombre de nuestra Universidad se va a proceder al legítimo ejercicio del derecho de rectificación”.


Compartir