‘Peritos’ cumple 60 años de historia a ritmo de bandurrias, laúdes y guitarras

‘Peritos’ cumple 60 años de historia a ritmo de bandurrias, laúdes y guitarras



Esta noche el Rectorado de la Universidad de Málaga se viste de Gala para conmemorar los 60 años de la Tuna de Ingenieros Industriales. Conocida popularmente como “la Tuna de Peritos”, celebrará el aniversario en el Salón de Actos del Rectorado junto a más de 100 tunos que han paseado la beca, así como personalidades del ámbito académico y político de la ciudad.

Antes que la música van los estudios. La idea de que los tunos solo quieren fiestas y rondar por las calles no se aplica en la Tuna de Ingenieros Industriales de la Universidad de Málaga. El nombre de esta tuna ha ido cambiando siguiendo el nombre de los propios estudios de ingenierías, con el apoyo de la propia Escuela de Ingenieros y el Colegio de ingenieros de Málaga, que patrocinan y dan apoyo a la agrupación en sus viajes y eventos.

Tras 60 años llevando la beca y el nombre de la UMA por el mundo, esta tuna sigue rejuveneciendo cada año gracias a las incorporaciones de nuevos miembros, que se sumarán, este 22 de marzo a la celebración del aniversario con otros 150 miembros que han pasado por esta asociación estudiantil a lo largo de su historia. Dos semanas más tarde se celebrará el certamen provincial e internacional, que contará con la participación de la Tuna femenina de Eindhoven, así como los ‘ahijados’ de Peritos, la tuna de Derecho de Almería .

El enterao, el chiquilicuatre, el DNI , el filipino y Serrato son algunos de los motes de estos tunos, quienes siguen mostrando su amor por los laúdes y las canciones tradicionales, a los que Jesús Gutiérrez, actual jefe de la Tuna de Peritos busca imponer un poco de responsabilidad y orden para defender el nombre de su institución en los diferentes certámenes musicales.

Cada semana, cerca del Parque Oeste se reúnen una veintena de ellos para hacer sonar sus guitarras, bandurrias y laúdes, entonando las canciones más conocidas de este tipo de agrupaciones, donde el Himno de Peritos se clasifica como la mejor de ellas. Aunque hoy en día suele ser menos habitual, para formar parte de esta tuna se solicita estar vinculado con algunos de los estudios de ingenierías, ciencias o informática, con vistas a mantener la tradición y el nombre que los agrupa. Tal y como señala Jesús Gutiérrez, “durante su etapa de novato el futuro tuno no paga nada, se le dan los instrumentos y se le cubren los gastos”, facilitando así los primeros pasos en la institución vinculada a la universidad. La primera etapa de novato es de disfraz y poco a poco se va ganando las calzas blancas de tuno, con pruebas donde esta Tuna subraya

“no somos muy malos, hacemos pruebas constructivas, para ver de verdad el nivel y las ganas de formar parte de la agrupación”

Para fortalecer la relación con sus estudios, la Tuna de peritos de Málaga forma parte del Circuito técnico-científico de Tunas de España, donde están representadas unas 15 tunas de las áreas científico tecnológicas.

Bodas, bautizo y viajes

Formar parte de la Tuna además de pertenecer a una gran familia implica desarrollar cientos de actividades distintas donde la música es la protagonista. Así, los miembros permanentes de la tuna, unos seis, suelen repartir su tiempo entre ‘bolos’, rondas por las calles y viajes por todo el mundo para representar a la Tuna. Europa entera, Sudamérica o incluso Australia han sido territorios conquistados por esta tuna, cuyos miembros no han dudado en  enrollarse en la capa y ponerse parches y cintas. Sin dejar los estudios de lado y centrándose en el amor por la música, esta Tuna se presenta como la más antigua de Málaga, llevando a la universidad el espíritu de los antiguos estudiantes.


Compartir