“Las mascarillas quirúrgicas son las más recomendables para que las usen los niños en los colegios”

“Las mascarillas quirúrgicas son las más recomendables para que las usen los niños en los colegios”


El virólogo y profesor de Microbiología de la Universidad CEU San Pablo, Estanislao Nistal, señala que el tamaño del poro de las mascarillas quirúrgicas es capaz de retener a un gran número de partículas de saliva que pueden llevar el virus y al mismo tiempo permiten respirar con facilidad.

Estos días las familias españolas están inmersas en la vuelta al cole. Junto con el material escolar tradicional, este año los niños mayores de 6 años deben llevar además una mascarilla durante toda la jornada escolar. En muchos colegios solo se admiten las mascarillas quirúrgicas, una decisión muy meditada que busca la seguridad y comodidad de los más pequeños en sus jornadas escolares. 

El virólogo y profesor de Microbiología de la Universidad CEU San Pablo, Estanislao Nistal, señala que “el uso de mascarillas quirúrgicas es el más recomendado en los niños que acuden a los colegios porque el tamaño del poro permite respirar con facilidad y al mismo tiempo retener una gran cantidad de partículas que posiblemente contengan el virus y que este no salga al ambiente”

En este sentido añade que “el no recomendar otro tipo de mascarillas, por ejemplo, las sanitarias o higiénicas, tiene que ver con que esas mascarillas tienen una menor capacidad de retener el virus o las gotas que salgan de nuestra boca. Tienen un tamaño de poro mucho mayor y eso permite que respiremos mejor, pero al mismo tiempo que estemos con la posibilidad de propagar el virus de una manera mucho más fácil”. Por el contrario, “el no recomendar mascarillas FFP2 o N95 se debe a que estas mascarillas tienen un tamaño de poro mucho más pequeño y son mascarillas que dificultan la respiración de los niños y esto hace que cualquier actividad física o que suponga un esfuerzo de los niños se vea dificultada”. 

Nistal incide en la importancia del usar correctamente la mascarilla para mantener la higiene y contener la propagación del virus, así recuerda que ésta debe cubrir tanto la boca como la nariz, pero también los posibles espacios laterales por donde pueda salir el aire, es decir que esté totalmente cerrada alrededor de boca y nariz. En este sentido, recomienda usar el alambre de la parte superior que permite asegurar, fijar y cerrar los espacios que pueda haber entre la nariz y la mascarilla. Además, insiste que, en el caso de manipularlas, siempre hay que hacerlo desde las gomas de los laterales. 

A la hora de guardar las mascarillas o mantenerlas en un lugar durante un tiempo Nistal insiste en que hay que mantenerlas en unas condiciones que nos permitan que estén aireadas y limpias, preferentemente en un lugar seco y así poderlas rehusar durante el tiempo que se pueda. Así,  recomienda guardar las mascarillas en sobres de papel o materiales desecantes, en un espacio en el que se pueda colgar la mascarilla, siempre que podamos identificar que es la nuestra, ya que hay que recordar que su uso es personal.

En cuanto al tiempo de uso de ese tipo de mascarillas, el profesor de la Universidad CEU San Pablo recuerda que “el uso de mascarillas quirúrgicas está recomendado el de una al día; un uso que permite mantener las condiciones de higiene y prevenir complicaciones que puedan tener los niños a la hora de concentrar bacterias y suciedad que puedan afectar a su salud”

Por último, el virólogo y profesor de Microbiología de la Universidad CEU San Pablo, subraya las “tres medidas principales que van a contribuir a la contención de un virus: el uso de mascarillas, el lavado de manos reiterado y la distancia interpersonal”. En ese sentido recuerda que “si todos somos capaces de mantener estas tres premisas en mente vamos a ser capaces juntos de combatir y de contener la epidemia”.

En cuanto al lavado de manos, Nistal también recuerda su importancia ya que es “una de las medias higiénicas más eficaces a la hora de contener las infecciones causadas por virus respiratorios o por virus que causan enfermedades gastrointestinales”. Un lavado de manos que es especialmente importante en niños ya que en las clases los pequeños pueden compartir juguetes y desarrollan actividades que suponen contacto físico. En este sentido, el uso de algo que desinfecte las manos va a contener la posible infectividad de esos virus y la expansión del virus a otros compañeros en clase.


Compartir