Una escultura para homenajear a los trabajadores sociales



Una rueda de engranaje que simboliza el trabajo en equipo, una mano que sugiere acompañamiento y una rama de laurel que denota esperanza son los tres símbolos que integran el logotipo del trabajo social y que conforman desde hoy la escultura que saluda a todos los que visitan la Facultad de Estudios y Sociales y del Trabajo de la Universidad de Málaga.

La figura, obra del artista José Luis Martín García, ha sido inaugurada en un acto oficial presidido por el rector, José Ángel Narváez, al que han asistido, entre otros, el presidente del Colegio Profesional de Trabajo Social de Málaga, Francisco Javier Jiménez; la decana del centro, Ana Rosa del Águila; representantes del Ayuntamiento y la Junta, vicerrectores, el Defensor Universitario y compañeros de la Facultad.

La inauguración se ha hecho coincidir con la jornada en que se celebra el Día Mundial del Trabajo Social. Aunque la escultura se ha erigido en homenaje a la labor que han desarrollado estos profesionales en este durísimo año de pandemia, el rector ha querido dejar claro que también quiere reconocer lo que significa el trabajo social para la sociedad.

“Si queremos construir una sociedad mejor, con coherencia, con crítica y con solidaridad, tenemos que contar con los trabajadores sociales”, ha manifestado Narváez, quien ha incidido en la defensa de las humanidades a la hora de formar ciudadanos.

Por su parte, la decana ha hecho un repaso de las dificultades con las que han tenido que trabajar los profesionales en este último año, “en el que afrontaron, con pocos medios, problemas sobrevenidos a unos colectivos que ya eran vulnerables de por sí”, por lo que sufrieron aún más si cabe.

Finalmente, Francisco Javier Jiménez, se ha mostrado muy orgulloso de la conexión entre su Colegio Profesional y la UMA y ha citado tres circunstancias que, a su juicio, no pueden darse, y que son: normalizar la desigualdad, burocratizar el trabajo social y perder el norte al pensar que el centro no son las personas.


Compartir