Beatriz Jurado: “Yo estoy aquí por la Universidad”

Beatriz Jurado: “Yo estoy aquí por la Universidad”



En el marco del próximo congreso de NNGG del Partido Popular que se celebrará en Sevilla, del 21 al 23 de abril, Beatriz Jurado (1983) cederá el testigo de la presidencia nacional al gallego Diego Gago, aunque en el Senado seguirá al frente de la Comisión de Educación y Deporte con el reto del pacto educativo a nivel nacional. Esta política cordobesa afirma que la representanción estudiantil en las universidad “está muy viva” y destaca sus primeros pasos en el activismo gracias a ostentar la presidencia en el Consejo de Estudiantes de la Universidad de Córdoba en 2003.

Pregunta.- ¿Se despide de las Nuevas Generación populares para implicarse aún más en el Senado?

Respuesta.- Llevo desde 2011 a nivel nacional y entré de presidenta en Córdoba en 2007; han sido 10 años entre nivel provincial, regional y nacional, y por edad ya me tocaba porque es hasta los 30 años. En el senado estoy en frente de la Comisión de Educación y Deporte que es un reto, sobre todo en este momento, en el que la Educación está en el punto de mira con el pacto educativo a nivel nacional. Tenemos que lograr un entendimiento básico que permita una normativa que de estabilidad a la comunidad educativa durante un periodo superior a los 15 años. En ese acuerdo de mínimos, sobre lo que se tiene que trabajar es en la calidad educativa, luchar contra el abandono escolar y apostar por la FP.

P.- ¿Y en el ámbito universitario?

R.- La universidad es el otro espacio en el que España tiene un gran reto todavía. Ha habido muchos avances desde la adaptación a Bolonia y el sistema de grados y posgrados pero, es cierto, que todavía debe haber un paso en la gobernanza de la universidad y en la adaptación de la formación universitaria hacia el mercado laboral.

P.- ¿Cómo están trabajado para lograr ese pacto educativo?

R.- Hay una subcomisión creada en el Congreso de los Diputados con la intención de que todos los grupos políticos lleguemos a esos mínimos porque existe una fuerte presión de la comunidad educativa, que está cansada de tanto cambio, de esta situación y quieren ya una estabilidad. Y, por el otro lado, también tenemos en el Senado una ponencia de estudio. Lo que deseamos es que a mediados de esta legislatura, en un par de años, esté concretado el proyecto de Ley específico que nos dé esos mínimos. Creo que es posible, lo que hace falta es que se normalice y tranquilice el debate parlamentario y que todas las fuerzas políticas entiendan que la ideología o los postulados políticos tienen que quedarse en la puerta cuando hablamos de algo tan importante como es la Educación, donde tienen que primar los resultados académicos de los estudiantes para que nos permita ser competitivos.

Beatriz Jurado con miembros de las NNGG del PP en Málaga.

Beatriz Jurado con miembros de las NNGG del PP en Málaga.

P.- ¿Qué requisitos mínimos valoran en el ámbito universitario?

R.- Hace 10 años la universidad tenía un sistema arcaico y rígido para una sociedad y un sistema laboral que nada tenía que ver con esa realidad. El proceso de adaptación a Bolonia, con sus más y sus menos, ha dado esa flexibilidad, que tiene que seguir depurándose, a la hora de preparar el currículo. No podemos olvidar que cuando un estudiante está en la universidad lo que tiene que preparar es una formación para una oportunidad laboral, por lo que es fundamental que la formación universitaria esté íntimamente ligada al mercado productivo. No podemos tener carreras universitarias masificadas con un alumnado que no encuentra con esa formación un nicho en el mercado laboral, existiendo otros espacios, como ocurre en Europa, que están demandando puestos de trabajo, técnicos o específicos, para los que no se tienen una preparación.

P.- Usted salió fuera de España durante su formación universitaria. ¿Qué importancia cree que tienen las estancias en el extranjero?

R.- En nuestra generación es fundamental que seamos conscientes que vivimos en un mundo globalizado y que el resultado de las elecciones de EEUU hace unos meses tiene una incidencia indirecta pero clara en lo que va a pasar en la economía mundial en los próximos años, afectádonos en nuestra economía doméstica. Con lo cual es importantísimo tener el concepto de que vivimos en un mundo en el que estamos interconectados, que no podemos quedarnos dentro de nuestras fronteras, ni entender nuestra economía o sociedad como algo autárquico o local. Creo que mi generación tiene eso muy asimilado. De hecho, mucha gente de mi generación ha querido salir fuera a trabajar, otros muchos se han visto obligados.

P.- Comenta que “muchos jóvenes se han visto obligados a salir fuera”. ¿Cómo se puede frenar esa fuga de cerebros?

R.- Ojalá tuviéramos el cómo, ya lo estaríamos haciendo. Pero entiendo que son muchas sumas: recuperar la economía del país, generar las oportunidades dando a los autónomos facilidades, creando riqueza, que haya más gasto, logrando que los empresarios puedan contratar, incentivando los contratos a jóvenes y, sobre todo, que sean unas condiciones de calidad, porque los jóvenes necesitan unas condiciones laborales dignas que les permitan desarrollar su vida personal y emprender su proyecto de vida. Esa es la forma que nosotros entendemos y se está demostrando que lo que queremos es recuperar las cosas para que los jóvenes no se tengan que ir fuera obligados. Somos consciencias que hay muchísimos jóvenes que no tienen oportunidad en su tierra, en sus pueblos, que se tienen que ir de su comunidad y también de España y que tenemos una responsabilidad con esos jóvenes porque ellos generan una riqueza que nos hace falta en nuestra tierra.

P.- ¿Cree que el sistema de becas actual favorece que cualquier persona pueda optar a una formación superior?

R.- El sistema de becas y ayudas al estudio que está puesto en marcha desde el Gobierno y las comunidades autónomas es un sistema muy bueno. No es un sistema que haya inventado el PP, es un sistema que lleva en marcha muchos años. La dotación económica de los últimos presupuestos de 2015 fue de 1.416 millones de euros, la dotación más alta que ha tenido ningún gobierno democrático en nuestro país. Los umbrales económicos son los mínimos y los necesarios para que un estudiante pueda acceder y para que ninguna familia se quede sin que sus hijos puedan estudiar. Aquí no cabe el discurso rancio de que el hijo del obrero no va a la universidad; va a la universidad todo el que quiera y hay un sistema que lo permite siempre que un estudiante quiera y estudie para tener esa beca.

Beatriz Jurado en Málaga.

Beatriz Jurado en Málaga.

P.- Ha habido más dotación, ha llegado a más personas, pero menos cantidad. Muchos estudiantes destacan que no es suficiente. ¿Qué opina?

R.- Lo importante es si la beca está llegando para cubrir los gastos universitarios que es la finalidad que tiene, que yo creo que sí. El dinero público no está para financiar otros gastos que pueden ser necesarios pero que no son gastos que tienen que financiarse con la partida de ayuda al estudio. Con el dinero público hay que ser ético y escrupuloso para usarlo porque mucha gente lo necesita: estudiantes, dependientes, gente en el desempleo, mujeres que no tienen una oportunidad, parados de larga duración; el sistema educativo requieren de una inversión importantísima.

P.- Usted fue representante de estudiantes en la UCO. ¿Cómo valora la salud de la representación estudiantil en la actualidad?

R.- EN NNGG tenemos una coordinadora interuniversitaria donde tenemos todos nuestros representantes en las universidades públicas y privadas de España. De la mano de ellos vamos analizando puntualmente como están los consejos de estudiantes, las delegaciones de estudiantes, las asociaciones estudiantiles, los foros de cada una de las titulaciones universitarias y, por suerte, la representación estudiantil está viva; y a mí me da una gran satisfacción, porque a los que venimos de ahí y hemos empezando nuestro activismo político en la universidad nos gusta que ese espacio siga vivo.

P.- ¿Qué le ha supuesto el paso por la Universidad?

R.- Yo estoy aquí por la universidad. Todo el tema de representación lo empecé cuando entré de delegada de clase en primero de carrera y de ahí hasta aquí. Una cosa ha llevado a la otra y yo creo que es lo más loable, lo más bonito… cuando tienes 20 ó 21 años y haces bandera de una causa, es que ni duermes. Y empiezas a cobrar un protagonismo y te empiezas a dar cuenta que las personas cuando queremos unirnos para hacer algo lo podemos lograr. Es como una droga que te engancha, te das cuenta que puedes conseguir cosas, y entonces quieres más y más.

P.- ¿Cuál es su opinión sobre la gestión de las universidades, es transparente?

R.- El debate de gobernanza universitaria no está ni abierto. Es un debate tan lejano, tan abstracto, tan denso, que no se sabe ni que se quiere. No discuto que las cosas se hagan bien, pero tiene que cobrar en agilidad, dinamismo, competitividad, impulso, y estar al frente de los cambios sociales en nuestros país, teniendo un papel protagonista porque están las personas más preparadas en todos los sectores. Debe modernizarse para ser el pilar y la base para la modernización de nuestro país y que veamos de una vez por todas que en las encuestas de las mejores universidades se cuelan las españoles.

Beatriz Jurado en Málaga.

Beatriz Jurado en Málaga.

P.- ¿Qué mínimo de formación entiende que debe tener una representante pública como lo es usted?

R.- Es una opción personal, pero una formación profesional o experiencia que te permite tener un conocimiento o un sustento para el trabajo que esto conlleva. Yo estudio más ahora que cuando estaba en la carrera. Estoy haciendo un máster pero en el propio trabajo de la política nunca se deja de estudiar porque te tienes que poner al día constantemente y tienes que aprender de todo. Creo que una carrera no prepara para político, quien lo hace es una capacidad personal, una entrega, una honradez, un trabajo en equipo y una capacidad de estudio y superación diaria. Dicho eso, cuando más hayas estudiado, más capacidad tendrás; cuanto más cultura tengas, mejor te podrás desenvolver; cuantos más idiomas tengas, más fácil será el camino… siempre son oportunidades. Por eso, a los más jóvenes hay que incentivarles a que usen todas las herramientas que tienen en el camino porque tanto en la política, sino en la vida, cuantas más opciones tengas, mejor. Hoy en día hay que estar preparados para un mundo cambiante, al que te puedas adaptar, y donde la formación es fundamental, pero no lo único.

P.- ¿Hay buenos futuros políticos en España?

R.- Sí. El futuro de España es lo que los jóvenes quieran. Es paternalista, demasiado proteccionista, el pensar que tienes que formar a los que vienen detrás para ser como tú. La sociedad va cambiando, las generaciones van cambiando y los políticos van cambiando. Hay una nueva política porque venimos una generación diferente, no porque nadie lo diga, sino porque es así. Los que de alguna manera estamos entrando en la política haremos las cosas diferentes. Será bueno porque lo bueno es lo que una sociedad quiera. Soy muy defensora de los jóvenes y muy reacia al paternalismo y al proteccionismo. Los jóvenes de hoy son consecuencia de lo que la sociedad adulta ha creado de ellos. Yo sí confío mucho en la gente joven y llevo mucho tiempo trabajando en el ámbito universitario y en NNGG de la mano de los jóvenes y no hay que tener miedo porque es normal que las cosas sean diferentes.

P.- Da el relevo de la presidencia de NNGG en Sevilla. ¿Cuáles son los próximos retos de Beatriz Jurado?

R.- Ahora me queda trabajar mucho en la comisión de Educación y conseguir muchos entendimientos para este pacto. También tenemos que gobernar en la Junta de Andalucía, nos lo hemos propuesto como un reto y no podemos seguir retrasandolo y eso nos va a consumir mucho tiempo. El PP tiene que quitarse el San Benito que tiene colgado sobre que no es un partido de jóvenes, que no son ni de unos, ni de otros; y colgarles un cartel a una generación con una ideología me parece una absoluta irresponsabilidad. Los jóvenes tienen que ser protagonistas del PP para que vean que es un partido de jóvenes; y la mejor forma es dándoles oportunidades, hechos, teniendo mejor acceso al mercado laboral, a la vivienda… que sus circunstancias vayan cambiando.


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *