Campeonas con honor, un equipo donde los valores y el trabajo son las claves

Campeonas con honor, un equipo donde los valores y el trabajo son las claves



Son las 21:20 de la noche. Hace mucho frío. 17 chicas se pasan un balón y corren para entrar en calor. Hace tan solo unos días ganaban la Liga Regional de Andalucía de Rugby XV, hoy toca entrenar como cada martes.

El equipo de Rugby CDU Málaga consigue la victoria en la Liga Regional de Andalucía de Rugby XV tras su encuentro contra el Escoriones GranadaEl campo de césped artificial del Complejo Deportivo de la Universidad de Málaga, en Teatinos, se divide en dos para acoger al equipo masculino y femenino de rugby. Ellas son menos, pero muestran su rabia  y fuerza como cualquier otro jugador. Lideradas por María Guerrero, la killer, las victorias se agolpan en el palmarés del equipo de Rugby CDU Málaga, un equipo donde todas son familia. Reunidas ante la grabadora lo recalcan varias veces, “esto no es solo un equipo ni un deporte, nosotras somos una familia, confiamos en las otras y eso luego también se ve en el campo”. “Vamos todas juntas y sabes que tienes una compañera que te va a defender”.

Para algunas una forma de desconectar, de hacer amigas o de pasar un buen rato. Los problemas se quedan fuera y mientras se pisa el césped solo hay rugby. Un deporte basado en el honor, donde una vez que termina el partido todo se queda fuera. Lo que pasa en el campo se queda en el campo. “¿Dónde has visto un deporte en el que el equipo que gana y que pierde luego se reúne a celebrarlo juntos?” comenta una de las jugadoras. Y así ha sido en cada partido, los más duros y los más fáciles. El último en jugarse destacó por su dificultad, la dureza del campo, calor y un equipo contrincante formado por las mejores jugadoras del Escoriones Granada, donde el marcador final de 17-7 costó sudor y sangre a las jóvenes malagueñas, quienes ya están clasificadas para disputar la fase de ascenso a la Ligar División de Honor.

Una recompensa a todo el esfuerzo, donde sobre todo valoran “la emoción de ganar y dejarlo todo en el campo”. Una competición donde Andalucía cuenta con los clubes más duros de rugby femenino. El sacrificio y el entrenamiento son necesarios para la victoria, pero “después es un orgullo” señalan las campeonas.

A las  órdenes de Pardal

La que más tiempo lleva en el equipo entrena desde hace 11 años. La que menos tan solo unos meses. A las órdenes de José Manuel Pardal el siguiente objetivo está claro: el próximo partido. Para seguir la estela de éxito la clave está en “entrenar, entrenar y entrenar”, subraya Pardal, quien reúne a las chicas en círculo para darle la arenga que saque lo mejor de ellas en cada encuentro y entrenamiento.

“El trabajo en equipo y la defensa son sus máximas cualidades, todavía tienen mucho que mejorar, pero aquí no hay secreto, hay que trabajar”

El equipo de Rugby CDU Málaga cuenta con universitarias, estudiantes de Matemáticas, de Biología o de Ciencias, pero también acoge a muchas otras chicas a las que enseñarles “lo que es el sacrificio y la pasión, que luego se aplican a otras cosas de la vida”. Una voz sobresale de las demás “yo mejoré mucho en la carrera cuando me apunté a rugby”. Las lesiones quedan a parte “no te sueles lesionar mucho, es más un mito, no porque sea rugby acabas más machacado”. Entre risas continúa el entrenamiento, hay que combatir el frío para hacer del CDU Málaga el mejor equipo regional andaluz.


Compartir