El Noviembre Solidario de la UAL regresa cargado de propuestas

El Noviembre Solidario de la UAL regresa cargado de propuestas


En el marco de la actividad Noviembre Solidario de la UAL, desde que empezó el mes, cada jueves asociaciones de voluntariado de toda la provincia se van a dar cita en la Universidad de Almería para a conocer su labor a toda la comunidad universitaria, en especial a los estudiantes.

Así, Toñi Díaz, trabajadora social de la UAL, ha explicado que esta actividad se lleva realizando con éxito siete años y “en esta edición van a participar 26 asociaciones repartidas en los cuatro jueves”. Palabras con las que ha señalado que “la respuesta por parte del estudiantado es muy buena y lo vemos reflejado después en el ‘Programa Voluntari@s UAL’, porque cuanta más información y conocimiento tienen los estudiantes de las asociaciones que existen en Almería, de la problemática que ellos trabajan y tratan, más se involucran en el mundo del voluntariado”.

En este sentido, el Noviembre Solidario de la UAL, que dura todo el mes, sirve como paso previo para después participar en este programa en el que “realizan una formación general y específica con 50 horas de acción voluntaria en la entidad que ellos eligen”.

Séptima edición del Noviembre Solidario de la UAL

El Vicerrectorado de Estudiantes, Igualdad e Inclusión de la institución almeriense, en colaboración con la Biblioteca Nicolás Salmerón, organizan estas jornadas. Una acción de sensibilización dirigida a la promoción del voluntariado y la participación ciudadana, que facilita el conocimiento y el contacto con la labor que realizan las entidades sociales. Las mesas informativas con motivo del Noviembre Solidario de la UAL se instalan cada jueves en el vestíbulo de la Biblioteca Nicolás Salmerón; concretamente los jueves 3, 10, 17 y 24 de noviembre, en horario de 10.00 a 13.00 horas.

Así, el primer jueves participaron la Asociación para la lucha contra las enfermedades del riñón, ALCER; la Asociación de padres, madres y protectores de personas con discapacidad intelectual de Almería, ASPAPROS; la Fundación Secretariado Gitano, FSG, y la Asociación A Toda Vela.

Por su parte, las entidades participantes repiten cada año esta experiencia de contacto directo con el estudiantado universitario porque para ellos, explica Toñi Díaz, es una oportunidad única de dar darles a conocer “un mundo que quizás para ellos es desconocido. Todos prácticamente vivimos en una burbuja y en la comodidad de nuestra casa, pero hay muchas personas y entornos que necesitan una atención especial. De otra manera, hay estudiantes que no serían conscientes de que hay un mundo que les rodea que es diferente al que viven. Y gracias a esta actividad pueden participar y ayudar a que este mundo sea un poco mejor para otras personas”.


Compartir