Que tiemblen los bretones, pues la Tuna Femenina va a rondar todos sus balcones


La música, además de un conjunto de notas y sonidos capaces de producir cierto susurro repleto de armonía en los oídos de quien la escucha; es también una melodía capaz de evocar sentimientos a través de quien la desprende y hacer que el receptor experimente un estado de ánimo similar al del artista. Quizá la definición prestada sea muy técnica y filosófica, pero lo que viene a decir es que a través de la música, se puede transmitir melancolía, tristeza y un sinfín de sentimientos, como la alegría.

Y es ahí, al juntar la música con la alegría, y añadir un toque de romanticismo, cuando ineludiblemente estás ante la tuna. Una institución que allá por donde va lleva un cantar alegre cargado de partituras de amor. Unas letras que muy pronto resonarán por las calles de la ciudad inglesa de Oxford gracias a las chicas de la Tuna Femenina Universitaria de Almería puesto que tienen previsto asistir, aunque no participar propiamente dicho, al Certamen Internacional de Tunas ‘Barrio del Carmen-Oxford’ que tendrá lugar los días 26, 27 y 28 de febrero en la ciudad británica. La diversión está asegurada con la TFUAL.

El lugar elegido se debe al 20 aniversario de este Certamen Internacional, que suele celebrarse en Murcia y organiza la Tuna de Distrito de Murcia; agrupación veterana que el pasado año cumplió cien años. Una edición en la que participarán 23 tunas llegadas de quince ciudades diferentes y tres países; España, Reino Unido y Holanda.

Un evento que congregará a más de 200 tunos y tunas de Almería, Granada, Murcia, Alicante, Salamanca, Eindhonven o, entre otras, la mismísima Oxford; fundada en 2007 por un grupo de estudiantes portugueses, mexicanos y españoles. Aunque “tras algunos años activos, y debido a la marcha de varios de sus miembros, cesaron las actividades turísticas; hasta el año 2011 que fue refundada”, comenta Alba González, representante de la Tuna Femenina de la UAL y una auténtica fuente de conocimiento en materia de tunas.

Así, con la Tuna Universitaria de Oxford como anfitriona, y la Tuna de Distrito de Murcia, la Tuna de Letras de Murcia y la Tuna de Ingenieros de Sevilla en calidad de invitadas a concursar, se cerraría el cartel oficial del Certamen. Pero esto no impide que el resto de tunas allí presentes participen de manera voluntaria en actos abiertos a las tunas, llamadas de ‘comando’, entre los que estaría la ronda al balcón prevista para el viernes 26 por la tarde.

‘Tuna-Airlines’

La Tuna Femenina de la UAL (TFUAL) cuenta a día de hoy con más de una veintena de integrantes con grandes dotes para la música y el baile, como demostraron en el homenaje realizado al Maese Colillas, de la Tuna Universitaria, en el Teatro Cervantes. Desafortunadamente, no todas podrán cruzar el Canal de La Mancha rumbo a tierras bretonas; por lo que en esta ocasión, la expedición de tunantes almerienses estará compuesta sólo por doce chicas. Siempre hay tiempo para sumar componentes al grupo.Tienen previsto llegar a Londres el 24 de febrero, dos días antes del comienzo del Certamen en Oxford, un tiempo que aprovecharán para visitar la capital y, con suerte, durante esos dos días “quizá tengamos la posibilidad de realizar alguna actuación en Londres junto con las chicas de Málaga gracias a un chico inglés que está de eramus en nuestra universidad”, comenta Alba González.

De este modo, ocho de ellas, junto con doce componentes de la Tuna Femenina de Medicina de Málaga con las que comparten una buena amistad, se reunirán en el lugar de destino con las otras cuatro compañeras, pues algunas residen actualmente en Reino Unido; grupo al que también se sumarán otras cuatro tunantes malagueñas. Un reencuentro que, al igual que el viaje, les hace mucha ilusión; aunque al no poder asistir todas las compañeras, lamentan que el reencuentro de la Tuna no sea al completo. Pero aprovecharán al máximo la experiencia y la convivencia con las chicas de Málaga y otras tunas femeninas, como su tuna madrina de Alicante, o las de León, Salamanca y Eindhoven, donde conocerán y se reencontrarán con otras tunas en el viaje.

A fin de cuentas, su objetivo es pasarlo en grande y disfrutar de una pasión común que une a todos los asistentes: la tuna (y por extensión la música). Y aunque ahora andan liadas con los exámenes, trabajan en montar dos nuevas canciones con el fin de ampliar su repertorio; incluso se habían planteado incluir alguna en inglés con la excusa del Certamen, pero por ahora está descartado. Por eso el viaje lo aprovecharán para “intentar mejorar el inglés (risas), hacer más conocida nuestra provincia, las tradiciones universitarias españolas, y traer grandes momentos y amistades de vuelta” sentencia González.


Compartir

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *