Sevilla inicia un nuevo curso llamando a la esperanza


El presente curso académico ha quedado inaugurado en Sevilla tras la ceremonia de apertura dirigida por el rector en funciones, Miguel Ángel Castro. La gran ausencia del acto la han protagonizado los representantes estudiantiles del Consejo de Alumnos (CADUS), quienes decidieron no asistir como forma de protesta ante la situación económica de la Universidad y ante el carácter privado del acto. La ceremonia estuvo marcada por la llamada al optimismo y la esperaza que el rector realizó durante su discurso, con vistas a los nuevos tiempos de reconstrucción económica.

Lorena Díaz, delegada del CADUS, ha mostrado ante Aula Magna que la decisión de su órgano de representación para no acudir responde a la protesta que desde los estudiantes se alza a las autoridades académicas sobre el carácter privado del acto, al cual solo se accede previa invitación, lo que la delegada de alumnos clasificó como “elitista”. Al mismo tiempo, Lorena Díaz, aprovechó para referir la situación financiera que actualmente pasa la Universidad de Sevilla, la cual afecta de lleno a sus siete mil estudiantes. Público asistente a la apertura de curso de la Hispalense

El rito comenzó con el tradicional cortejo de doctores, quienes accedieron al Paraninfo situado en las instalaciones del Rectorado, ofreciendo el clásico espectáculo de color de las mucetas y birretes. Entre los asistentes al acto destacaron los representantes institucionales, militares y religiosos, ubicados en las primeras filas de asientos. La lectura de la memoria académica corrió a cargo de la secretaria general de la Universidad, Concepción Horgué, quien realizó un repaso sobre las actuaciones en las que la institución académica había trabajado durante el pasado curso. Horgué hizo especial hincapié en la consolidación académica de los nuevos títulos de grado y máster, con la nueva incorporación de 12 dobles grados y  5 dobles másteres. La secretaria general de la Hispalense aprovechó para felicitar a los nuevos 336 doctores, señalando que:

“Hay que hacer patente que la Universidad es una comunidad de personas cambiante a lo largo del tiempo. Tenemos la responsabilidad de avanzar en el camino y no desfallecer”

Tras la lectura de la memoria académica, la catedrática de Química Inorgánica, Rosario Fernández, ofreció su lección magistral titulada “Cuando las moléculas se miran al espejo. Orígenes y consecuencias de la asimetría en el Universo”. En su ponencia, la profesora Fernández expuso la importancia de la asimetría en la naturaleza, a través de un repaso de los principales teóricos sobre química molecular que desarrollaron estudios relacionados con la disposición que estas partículas ocupa en el espacio.

El consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, expuso su discurso, de igual contenido que en el resto de aperturas académicas, en el que destacó los 100 días que cumple al frente de la Consejería. Ramírez de Arellano volvió a defender a situación de los estudiantes, estableciendo las tres líneas de actuación que desde la Junta se planea desarrollar para asegurar la continuación de los jóvenes andaluces en las instituciones académicas. Estas tres líneas están enfocadas a defender el acceso a la universidad mediante un sistema de méritos que posibilite al futuro alumno la elección de centro y estudios, la disposición de las tasas universitarias en la horquilla baja de precios y el apoyo financiero para becas y ayudas.

Tras el consejero de Economía y Conocimiento, el acto continuó con la interpretación de la Esperanza de Rossini, sintonía tradicional con la que la Universidad de Sevilla inicia cada curso académico. Tras la pieza musical fue el turno del rector en funciones Miguel Ángel Castro, quien aprovechó su posición en la mesa para hacer una llamada a la esperanza en los tiempos difíciles que atraviesa la institución:

“Confianza y optimismo, queridos compañeros y amigos, es lo que necesitamos y lo que
ofrecemos a la juventud que cada año deposita sus esperanzas de futuro en nosotros”,

Castro tuvo palabras para los egresados sevillanos, a los que defendió frente a las acusaciones de falta de competencias. Aludiendo a las palabras del médico sevillano Fernando Arenza, el rector de la hispalense expuso cómo los universitarios españoles se encuentran entre los estudiantes más apreciados internacionalmente, a la vez que reseñó como todas las universidades españolas se encuentran entre las 1000 mejores del mundo. Este hecho verifica, en palabras de Miguel Ángel Castro, que la búsqueda de las “proporciones ideales”, referencia directa a la lección magistral, no siempre son efectivas, pues se podría llegar a un modelo mimetizado y calcado de otras instituciones que no responden a la realidad de nuestro país.

Entre los acontecimientos previstos para el curso 2015-2016, Miguel Ángel Castro resaltó la necesidad de potenciar la investigación académica, subrayando su optimismo por la redacción del futuro Plan de Investigación, Desarrollo e Innovación de Andalucía (PAIDI).  Por otro lado manifestó su preocupación por la futura desaparición  de la Prueba de Acceso a la Universidad (PAU). En este sentido, indicó  que

“Los ciudadanos que accedan al sistema público universitario deben ejercer este derecho en igualdad de oportunidades y, para ello, es necesaria la existencia de una prueba común que, con transparencia y fiabilidad, determine los méritos de cada uno. Las universidades públicas no deben seleccionar a los estudiantes en función de criterios particulares. Son los ciudadanos, en ejercicio de su libertad y de acuerdo con los méritos contrastados en una prueba común y anónima de acceso, los que deben optar a las distintas titulaciones y universidades”.

El rector en funciones de la Universidad de Sevilla, Miguel Ángel Castro

Para finalizar su discurso, el rector de Sevilla expuso la necesidad de situar la empleabilidad de los estudiantes como objetivo para el presente curso, siendo la satisfacción de los egresados el mejor índice de calidad de la institución. También dirigió palabras a los rectores de la Universidad de Málaga y de Granada, presentes en el acto. Ante los representantes de ambas instituciones señaló la hermandad existente con la UMA a través del campus de excelencia Andalucía Tech y la referencia académica internacional que Granada supone para toda la comunidad universitaria.

Enlaces a los discursos del actos de apertura de la US:

Enlace a la lección inaugural a cargo de la profesora Rosario Fernández.

– Enlace al discurso del rector, Miguel Ángel Castro.

 

 

 


Compartir

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *