La UAL y Manos Unidas llaman a la acción frente al cambio climático

La UAL y Manos Unidas llaman a la acción frente al cambio climático


Con motivo del acuciante cambio climático, y alejado del egoísmo y del corto plazo, el mensaje que se comenzó a difundir entre la comunidad universitaria de la Universidad de Almería hace unos días, promovido desde Manos Unidas, fue rotundo: “Vivimos en un planeta, solo tenemos este, de momento, en el que podemos habitar, luego es cuestión de todas las personas que viven en él hacer algo, tanto nuestra como de los que tienen menos posibilidades que nosotros; entonces, ¿es nuestro problema?, sí es nuestro”. Así lo expresaba María José Hernando, técnica de Estudios y Documentación en Manos Unidas, que ofreció la conferencia inaugural de la exposición ‘Quien más sufre el maltrato al planeta no eres tú. Colaborar está en tu mano’.

Ponente que fue presentada por Maribel Ramírez, vicerrectora de Estudiantes, Igualdad e Inclusión de la institución almeriense, quien reconoció que “la universidad no puede permanecer ajena a los problemas de la sociedad”, como es el deterioro del planeta. Y abundó en el papel responsable de la UAL ante el cambio climático pues “como académicos, debemos reflexionar sobre ellos, investigar sus causas y sus efectos y proponer medidas”, manifestaba. Así como que “nuestras aportaciones no pueden ser neutrales, sino que deben estar dirigidas a construir un mundo más justo”.

De este modo Ramírez, abordando la cuestión del cambio climático y su influencia sobre la población mundial, matizó que “el problema medioambiental es, ante todo, un problema ético”. Formulando una serie de “preguntas clave” que debe hacerse la sociedad, derivando en la conclusión de que “este modelo de explotación de los recursos y la falacia del crecimiento económico generan pobreza, desigualdad y otros efectos catastróficos, como las migraciones, la guerra o la negación de una vida digna para miles de millones de seres humanos”. Palabras con las que la vicerrectora dio paso a la conferenciante sumando una reflexión más: “Nos sentimos dueños del planeta, con derecho a esquilmar los recursos (…); perdemos la perspectiva de que, simplemente, estamos de paso”.

La conferencia sobre el cambio climático

En esa línea fue el discurso ofrecido por María José Hernando, para la que “tenemos unas maneras de vivir que están provocando una serie de circunstancias en nuestro planeta, y por muy negacionista que seas del cambio climático, la evidencia se nos cae encima”. Así, la ponente no da opción a que la sociedad mire para otro lado señalando que “puedes estar de acuerdo en que nosotros tenemos algo que ver con lo que pasa, o no, pero de hecho, lo que pasa, pasa, y algo habrá que hacer. Si no hemos tenido la culpa, que yo creo que sí, tenemos una responsabilidad de dar respuesta a las nuevas generaciones, que tienen derecho a disfrutar de un planeta que ya no van a recibir en buenas condiciones”.

Luego está la otra parte del mensaje, los más afectados por lo que está sucediendo, que son los pobres: “Son más vulnerables, viven en peores condiciones de vida, con lo cual les afecta cualquier cosa que pase, una inundación, un ciclón, los incendios, la sequía…, y, por otro lado, no se pueden defender, no tienen recursos, no tienen capacidad de enfrentarse a esos eventos, sin olvidar que no tienen tampoco un soporte de servicios sociales en los que obtengan alguna respuesta; ellos son los que más sufren el maltrato al planeta”. De ahí la actitud inaceptable de pensamiento “absolutamente egoísta y de muy corto plazo, que no sirve a la hora de hablar del planeta, porque tiene millones de años y esperemos que pueda seguir otros tantos, y entre medias hay un montón de gente que vive aquí y un montón de seres vivos”.

Por tanto, la también psicóloga María José Hernando pidió acción ante el cambio climático, porque “no podemos nosotros, egoístamente, complicar la vida no solo a los que estamos ahora, sino a los que vengan después, también a los demás seres vivo; el egoísmo existe, pero tenemos que abrir la mente porque de un modo egoísta, si se quiere, a nosotros también nos va a afectar lo que está pasando, y tener claro que el clima es un evento global, tú estropeas algo en la Amazonía, pero afecta, por supuesto que sí, a Europa, ser conscientes de que vivimos en un solo planeta, esto es un problema global, que todos tenemos parte en el problema y que todos tenemos que tener parte en la solución”. En ese sentido, señaló Hernando, es más que obligado “cambiar hábitos y ser amigables con el planeta en el que vivimos”.


Compartir