Los jóvenes también pueden salvar vidas


El Complejo Deportivo de la UMA ha acogido a unos 1500 jóvenes ofreciéndoles formación para celebrar el Día Europeo de la Parada Cardiaca en unas jornadas coordinadas por el 061 y a la que han asistido la consejera de Educación, Adelaida de la Calle, acompañada por las delegadas de Igualdad, Salud y Políticas Sociales y de Educación, Ana Isabel González y Patricia Alba, respectivamente, y el director provincial del 061, Félix Plaza. Día Europeo de la Parada Cardiorrespiratoria.

Por cuarto año consecutivo centenares de alumnos de secundaria y bachillerato de diversos colegios e institutos de la provincia de Málaga han recibido diez pautas básicas para reaccionar ante una persona que sufre una parada cardiorrespiratoria en charlas impartidas por 100 docentes voluntarios. Una de ellas ha sido Virginia, enfermera del 061 e instructora del Plan Nacional ERC, quien ha definido la maniobra de soporte vital básico o rcp como “las acciones que hay que hacer cuando una persona está en parada cardiorrespiratoria y deja de funcionarle el corazón y la respiración”.

Según la enfermera, “lo primero que hay que hacer es acercarnos a la víctima y comprobar si está consciente hablándole, gritándole, zarandeándole; si no responde es el momento de pedir ayuda para que alguien que esté cerca de nosotros vea que estamos en una situación de emergencia y acuda”. El siguiente paso se centra en comprobar la respiración. “Se hace abriendo la vía aérea con la maniobra frente-mentón, una mano en la frente y con la otra abrimos el mentón con dos dedos y acercamos nuestra cara a la mejilla del paciente, vemos si el pecho se eleva, si oímos o sentimos la respiración durante 10 segundos; si no respira habría que llamar por teléfono”, ha explicado la profesional sanitaria que ha hecho hincapié en que “por lo que si alguien se acercó cuando pedimos ayuda, debe llamar al 061 y explicar que estamos en una situación de parada cardiorrespiratoria. Y muy importante concretar en qué lugar está”.

Mientras, la otra persona comienza rápido con la maniobra de rcp. “Se comienza con el masaje cardiaco dando 30 compresiones abdominales en el centro del pecho, en el hueso del esternón, entre los dos pechos, con los brazos extendidos y ayudándonos del peso de nuestro cuerpo”, ha descrito la enfermeda malagueña, quien ha especificado que “tras las 30 compresiones, abrimos la vía aérea, pinzamos la nariz del paciente, sellamos boca con boca dando dos insuflaciones de un segundo y volvemos al masaje cardiaco. Cada dos minutos hay que relevar a la persona que realiza esta maniobra porque es muy cansada”. Día Europeo de la Parada Cardiorrespiratoria.

Si el paciente, tal y como ha indicado la instructora, “da signos de vida, reevaluamos; y si respira lo ponemos en posición lateral de seguridad (de lado) para que la lengua no caiga por la gravedad hacia atrás y obstruya la vía aérea o el contenido gástrico entre en los pulmones”. Si no se quiere realizar el boca a boca, la alternativa que existe es dar masaje cardiaco a un ritmo continuado de cien por minuto todo el tiempo continuado. “Porque cuando una persona deja de respirar, en la sangre queda un poco de oxigeno de sus últimas ventilaciones y hay que mover esa sangre para que del corazón vaya a todo el organismo; sobre todo al cerebro puesto que sus células si dejan de recibir oxigeno en cuatro minutos se mueren y no se recuperan más”, ha incidido la enfermera que ha concretado que “puede pasar que el corazón vuelve a funcionar y se quede en muerte celebral”.

Las jornadas, bajo el lema ‘Los niños salvan vidas’, han sido puestas en marcha por el Consejo Europeo de Resucitación (ERC) y organizadas por la Universidad de Málaga junta a la Junta de Andalucía, la Delegación de Educación, el Colegio de Médicos y el Plan Nacional de RCP. El Consejo Europeo de Resucitación ha calculado que más de 100.000 personas al año podrían salvar sus vidas en Europa si se alcanzaran las tasas de formación de ciudadanos en estas técnicas que tienen en países referentes como Países Bajos o Suecia. Día Europeo de la Parada Cardiorrespiratoria.

Según Adelaida de la Calle, “los pequeños deben aprender a ser responsables dentro de la sociedad así como asumir comportamientos saludables y los centros deben velar por la educación integral del alumnado”. “Es tan importante su formación académica como su construcción como personas solidarias, comprometidas y justas”, ha señalado la consejera. Por su parte, Ana Isabel González ha afirmado que “las recomendaciones internacionales indican que una de las estrategias para disminuir la mortalidad de los pacientes que han sufrido una parada cardiorrespiratoria es enseñar a la población en general las medidas básicas que deben aplicar a estos pacientes mientras llegan los equipos sanitarios, y que han demostrado que aumentan la supervivencia en estos casos”.

Distintivo especial a primer interviniente

Además, la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias ha distinguido con motivo del Día Europeo de la Parada Cardiaca de forma especial en Málaga, a los Guardias Civiles, Alberto Martín Almansa y Mario Padilla Alcázar, y al Sargento de la Guardia Civil, Rubén Minguito, por su pronta y eficaz intervención ante la súbita pérdida de conciencia que sufrió una persona en el aeropuerto de Málaga el pasado día 15 de junio. Alberto Martín Almansa, Mario Padilla Alcázar y Rubén Minguito aplicaron las medidas de soporte vital básico y utilizaron con éxito el desfibrilador automático mientras llegaba el equipo sanitario del 061. Esta actuación salvó la vida de este paciente que se encuentra actualmente en perfecto estado de salud.

También ha querido distinguir a María José Narbona Arias, enfermera y natural de Málaga, quién atendió el pasado 22 de agosto en la playa del Rincón de la Victoria a una señora de 70 años en parada cardiorespiratoria por ahogamiento. María José Narbona Arias procedió a dar las maniobras de soporte vital básico a la paciente, lo que la mantuvo con vida hasta la llegada del equipo de emergencias 061 que la trasladó al Hospital Regional de Málaga donde estuvo ingresada una semana, tras lo cual fue dada de alta y encontrándose en estos momentos en perfectas condiciones de salud.

 

 


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *