La financiación universitaria sienta a los rectores y a la Junta en la mesa de negociación


El Consejo Andaluz de Universidades (CAU) ha reunido esta semana a los rectores de las Universidades Públicas Andaluzas junto a los representantes de la Junta de Andalucía para tratar la nueva financiación que deberá estar vigente para el próximo curso. Tal y como ha expresado el rector de la Universidad de Almería, Carmelo Rodríguez, esta reunión ha servido fundamentalmente para presentar “de una manera oficial las bases del modelo de financiación”.

Tal y como lleva prometiendo la Junta de Andalucía este modelo sustituirá al anterior, prorrogado en diversas ocasiones y vigente desde 2007. Los rectores han puesto sus condiciones ante la mesa del CAU para negociar las características del nuevo modelo, donde destacan en primer lugar, la liquidación del presupuesto de 2016, que a estas alturas está retrasado. El segundo requisito para la negociación pasa por la justificación de los proyectos de investigación, es decir el PAIDI, el cual lleva sin renovarse varios años. El  “atasco” que supone esta paralización lleva a que las universidades no puedan acceder, entre otros, a los fondos de investigación, lo que conlleva a su vez graves consecuencias para los grupos de investigación de las instituciones.

Finalmente, los rectores han señalado la necesidad del reconocimiento de la deuda y los plazos de ejecución del pago. Todas estas demandas han sido señaladas ante Aula Magna por el rector de la Universidad de Málaga, José Ángel Narváez, quien también ha querido recalcar que “una vez cumplidas esas tres condiciones nosotros nos sentaríamos a negociar el modelo de financiación; mientras tanto vamos a esperar a que se resuelvan estos temas que son muy peliagudos para las universidades”.

Sobre el nuevo modelo, Narváez ha querido señalar que:

“desde mi punto de vista, no recoge un modelo de universidad pública. Es decir, yo creo que el modelo de financiación antes que ser un modelo económico tiene que ser un modelo de lo que queremos que sean las universidades públicas andaluzas. Y, una vez diseñado y descrito el modelo del futuro de las universidades, pues entonces habrá que hacer el modelo financiero para alcanzar esos objetivos”.

Aún así no todos los posicionamientos han sido negativos, con una de cal y otra de arena, José Ángel Narváez ha querido manifestar que “el modelo tiene dos cosas positivas: que es un modelo que nos garantiza la financiación básica, la de abrir todos los días, y, en segundo lugar, es que existe el compromiso de que el dinero en vez de forma de subvención va a venir en forma de transferencia”.

Sobre las críticas vertidas desde el sector estudiantil, desde los Consejos de Estudiantes de la UPO, UJA, UHU, US y UMA, sobre el modelo de financiación, el rector de la Universidad de Córdoba, José Carlos Gómez Villamandos -sin entrar en el propio fondo del modelo- ha manifestado que no comparte que el borrador presentado por la Junta “tenga un exceso de matiz mercantilista”, aunque esto no significa que, a su juicio, haya que revisar algunas expresiones.

Desde la Universidad de Granada, como en anteriores ocasiones, el Gabinete de Comunicación de la rectora ha emitido un comunicado exponiendo su postrura, la cual no deja de ser distante al señalar que “estamos en fase de análisis de las distintas variables del modelo de financiación, pero en general las premisas del nuevo modelo es bastante favorable y positivo para la Universidad de Granada y para todas las universidades andaluzas, ya que aporta transparencia, sostenibilidad y da más seguridad. Las conversaciones van por muy buen camino”.

En otro orden de temas, desde la Universidad de Córdoba, también han señalado que en la reunión se procedió a la aprobación del próximo Proyecto Atalaya, por el que las universidades andaluzas llevan a cabo acciones de proyección cultural, dentro del trámite habitual de aprobación de este Proyecto que hay que cumplir antes de que acabe el año. Igualmente, durante la reunión mantenida “también se hizo un reparto del programa de extensión universitaria del año 2016”, añadía el rector de la UAL, un tema que “estaba pendiente de concretar”.

A día de hoy aún no tienen fijada la próxima reunión con la Junta de Andalucía para poner sobre la mesa sus puntos de vista, “pero los rectores si nos reuniremos próximamente”, aseguraba el máximo representante de la Universidad almeriende, exponiendo que el encuentro sucederá posiblemente “entre el 10 y el 12 de diciembre”.

 

 

 


Compartir

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *