¿Por qué nos besamos? Científicos analizan qué hay detrás de los besos


¿Por qué nos besamos? ¿alguna vez te lo has preguntado? la importancia del primer beso, en nuestras vidas, o en una relación. Es como un punto de inflexión, el beso, el hecho que marca la diferencia entre la amistad y las relaciones románticas. Solemos otorgarle al beso estas cualidades, pero, ¿sabemos por qué? Científicos de la Universidad de Oxford decidieron investigar las causas de la importancia que le damos a los besos, además de lo que implica para las personas de todas las edades y de ambos sexos.

Estos investigadores hicieron un estudio basándose en las sensaciones y percepciones de 308 hombres y 594 mujeres de entre 18 y 63 años. Entre las conclusiones que obtuvieron, destacaron que los seres humanos se besan porque esta acción ayuda a elegir a la pareja adeudada y prolongar la relación. De este modo, concluyeron que sobre todo las mujeres pueden evaluar y elegir inconscientemente a su pareja ya que reciben y traspasan señales químicas a través de los besos.

Los científicos reconocieron que era difícil asegurar los motivos por los que la gente se besa, así que determinaron tres teorías principales sobre los besos en las relaciones sexuales: ayudan a evaluar la calidad genética de las parejas potenciales, se usan para aumentar la excitación y ayudan a prolongar la relación de pareja.

El estudio también determinó que para las mujeres los besos son más importantes en las relaciones que para los hombres. Del mismo modo, que en hombres o mujeres que se consideraban a sí mismos atractivos, los besos solían resultarles más importantes en relaciones fugaces o casuales. Además, este tipo de personas suelen ser más selectivos a la hora de elegir a sus parejas. La frecuencia con que besamos también va relacionada con la satisfacción en la relación, cuanto mejor funciona una relación o cuanta más afinidad haya en una pareja, los besos son más frecuentes.

Saber a ciencia cierta por qué nos besamos, o qué nos mueve a besarnos, parece difícil de comprender. Así, aunque estos científicos analizaron las sensaciones que les producen a los seres humanos besar y ser besados, no fueron capaces de concluir las razones que nos llevan a besar a otras personas, en el sentido más romántico.


Compartir

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *